castellano

¡No a los recortes impuestos por el BCE y sus lacayos del Partido Popular!

Los diferentes movimientos estudiantiles de las diferentes naciones oprimidas dentro del Estado Español que hemos firmado este manifiesto, queremos dar a conocer al estudiantado y a la opinión pública en general nuestro más amplio rechazo a las reformas que se han planteado desde el gobierno de Mariano Rajoy, y especialmente por los recortes en educación planteados por el ministro de educación Wert.

Del mismo modo, nos gustaría incidir en que todas estas medidas se están llevando a cabo con la ayuda de los diferentes gobiernos de las comunidades autónomas y forales, eludiendo sus responsabilidades. Están aplicando las decisiones del gobierno central sin ningún tipo de reparo, demostrando una vez más, que bajo el capitalismo y el autonomismo no es posible la soberanía y la independencia de los pueblos que se encuentran indefensos ante las reformas impuestas desde la UE y el gran capital.

En esta coyuntura política, las organizaciones estudiantiles que emplazamos este comunicado, hemos hecho un esfuerzo político para poder estar a la altura de los acontecimientos y poder crear una alternativa real al capitalismo depredador que nos imponen y presentan como única solución.

Nosotros proponemos desde cada uno de los pueblos a los que representamos, una alternativa socialista e independentista, donde el poder económico y político resida en el pueblo. Donde no sea posible destruir fuentes de riqueza colectiva como la educación.

Recortes, reformas, y disminución de derechos sociales, políticos y culturales, son el pan de cada día de todos los estudiantes de nuestros pueblos. Con la excusa de una crisis, creada por los mismos que están gestionando el poder desde los diferentes marcos gobernantes, nos están llevando a un sistema esclavista, donde los ricos son más ricos y los pobres son más pobres; donde los nuevos faraones tienen nombres de multinacionales, y donde con el total acuerdo de los gobernantes y la patronal, siguen fatigando a esa clase oprimida mediante los nuevos latigueros que son las fuerzas represivas del estado.

No bastaba con la mala situación de las lenguas y culturas de los pueblos, si no que ahora buscan destruirlas recortando los presupuestos en educación, cultura y en la mejora de la situación lingüística. Con la crisis institucional, no han perdido el tiempo en intentar uniformar a las naciones dentro del Estado, para que su estructura siempre tambaleante pueda seguir existiendo.

Justifican todo esto diciendo que no hay dinero, cuando en los mercados de alta gama el crecimiento ha aumentado, también el gasto militar los sueldos de los políticos. Cada vez vemos en las escuelas más cámaras y más personal de seguridad privada, al mismo tiempo que tenemos que escuchar que hay que aumentar el número de estudiantes por aula y que los profesores deben ejercer más horas lectivas. No hay persona que no pueda ver estos atropellos a luz del día.

Son muchos años desde que empezamos a hablar sobre la privatización de la universidad, y no son pocos los golpes que hemos recibido desde que empezó la lucha contra el proceso de Bologna.

Antes, nos tachaban de locos y extremistas, ahora no hay rector que pueda rebatir, desgraciadamente, el rumbo que ha tomado la universidad, con el beneplácito de cada uno de ellos.

Aunque no nos gusta tener que decir esto, el que avisa no es traidor. Aun así, ya que no tenemos nada que perder, sólo hay que decir que ¡nos queda todo por ganar! Es la hora de conquistar un modelo de sociedad justo e equitativo, donde el poder resida de verdad en el pueblo.

Para ello, vemos como única salida ejercer la soberanía de cada pueblo. Esa soberanía que nos hace ser sujetos en todos los procesos y no simples objetos de compra y venta, y estar condenados a ser espectadores sufridores de los desoladores acontecimientos. Día a día desde cada centro educativo, debemos luchar contra cada medida impuesta desde el gobierno y buscar las alternativas necesarias para lograr nuestros objetivos. Uniéndonos a las luchas por una educación pública y digna para todas y todos, para poder construir la nueva escuela que nos eduque como personas libres. Sólo siendo sujetos activos de los procesos educativos seremos capaces de construir otro modelo de escuela y sociedad.

En ese camino, la única alternativa posible es una escuela pública, laica, popular, antipatriarcal, digna y que cumpla con todas las necesidades lingüísticas y culturales de cada nación. En este camino, invitamos a todo el estudiantado de las respectivas naciones a que luche en este cambio junto a nosotros. Somos dueños de nuestro presente y tiene que ser nuestro compromiso, para construir nuestro futuro, ¡Es tiempo de luchar! ¡Con la lucha estudiantil lo conseguiremos!

¡Hasta la victoria siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: